5 Consejos Básicos para Emigrar a Canadá

Desde que me mudé a vivir a este país, varios amigos y conocidos me han preguntado acerca de mi experiencia en cuanto al proceso migratorio: ¿es difícil? ¿cómo le hiciste para emigrar? ¿se tardó mucho la respuesta? Y teniendo esto en cuenta, decidí escribir acerca de mi experiencia y de lo que a mi parecer son algunos consejos para emigrar a Canadá, que te pueden ayudar a clarificar algunos puntos.

Es importante iniciar este post aclarando que NO soy una experta en temas migratorios y que cada persona o familia, tiene casos diferentes y únicos, pero sí puedo enumerar algunos consejos que en mi caso, me ayudaron en este proceso y que además, te pueden dar una idea de por dónde empezar si estás buscando vivir aquí.

1.  Investiga cuáles son los programas para emigrar a Canadá

Actualmente, el sistema para emigrar definitivamente a Canadá está basado en un sistema de puntos, es decir, la persona o familia que desea aplicar por la Residencia Permanente (algo así como la ‘Green Card’ en Estados Unidos), deberá obtener un puntaje ‘alto’ para ser llamado por el Gobierno y recibir este privilegio.

Los puntos se calculan de acuerdo a tu nivel de estudios, edad, profesión, etc, etc. y es un proceso complejo, complicado y tardado (dependiendo del caso, puede ser de 6 a 18 meses, como mínimo)

Pero también hay otras forma de emigrar al país, que pueden ser una manera ‘más sencilla’ y relativamente más rápida de entrar legalmente, primero de manera temporal, por ejemplo, estudiando un postgrado o un curso intensivo de inglés o bien, buscando trabajo y aplicando por un permiso de trabajo temporal.

En mi caso, esta última opción fue como emigré con mi familia de manera definitiva: mi esposo y yo llegamos a vivir como a Canadá como trabajadores temporales, dado que él recibió una oferta de una compañía canadiense hace aproximadamente 2 años y medio; después de un año transcurrido y asesorados por un abogado en migración, aplicamos por la Residencia Permanente dentro del país y la obtuvimos.

Por otro lado, tengo entendido que existe actualmente otro programa de Residencia a través del Cuidado de Niños por 2 años; dado que Canadá es un país que escasea en personas que trabajen con niños pequeños o niñeras, esta podría ser una buena opción para las mamás mexicanas o latinas que nos leen y que puedan cuidar a otro niño además del suyo. Si requieres más información de este programa, lee el siguiente link: Programa de Residencia a Través del Cuidado de Niños

2. Busca un experto en temas de migración o agencia de intercambio que te asesore específicamente para tu caso

No tienes que estar dentro de Canadá para hacer una cita, lo puedes hacer también de manera online con un experto en migración que te asesore sobre tu caso específico y que te ayude a resolver tus dudas.

Para mí, este es uno de los puntos CRUCIALES para que tengas éxito en tu proceso migratorio; es común que como mexicanos o latinos, nos queramos saltar cosas o hacerlo nosotros mismos, pero si realmente estás pensando en emigrar de manera permanente, te sugiero que inviertas en una asesoría especializada por un experto que te ayude a aclarar y definir cuál es la mejor opción para ti y tu familia.

3. Lee y pregunta sobre la vida real en Canadá (clima, costo de vida, diferencia entre provincias, empleos, etc.)

Recientemente, Canadá fue nombrado como uno de los mejores países para vivir (el 2º lugar de acuerdo al Índice de Progreso Mundial 2016), y sí, desde mi experiencia puedo decir que es uno de los países más seguros, más limpios,  más incluyentes, que respetan la diversidad, con múltiples espacios discapacitados, personas de la tercera edad, con una baja tasa de desempleo… uff!! Podría seguir con la lista de ventajas, porque es enorme pero como todo en la vida, también hay algunos ‘contras’.

Lo que pocos te dicen es que algunas de las ciudades de Canadá -como por ejemplo Vancouver- tienen un costo de vida muy caro!. Las rentas son elevadas (un promedio de $1,400 CAD por mes en un departamento de 1 recamara, en la zona de Downtown Vancouver, y eso sí, un huevito). Comprar una propiedad parece una tarea imposible por los precios actuales del mercado de bienes raíces;  el costo del transporte también es elevado ($2,75 CAD por viaje, nada que ver con los $5 pesitos en el metro del DF!!) y el clima es algo que probablemente requerirá de mucho esfuerzo de adaptación, si vienes de climas cálidos como los de México.

Dependiendo de la ciudad y la provincia, es el tipo de clima. Me han comentado que Edmonton en Alberta, es una ciudad con mucho sol, pero temperaturas muy bajas y casi siempre está nevando; su clima es muy rudo pero tiene un alto índice de empleo, y es una de las provincias más ‘amigables’ para los inmigrantes, porque el gobierno requiere de gente para llenar los empleos.

Toronto, Ontario, es súper frío y es otra cultura por la nieve: me sorprendía el comentario de una amiga que allá las mamás con hijos pequeños, tiene carriolas especiales para la nieve, más como tipo trineos (Ohh por Dios!).

Y Vancouver, por ejemplo, es una de las ciudades con mejor clima de todo Canadá, en verano llega a sentirse mucho calor pero eso sí, casi la mayor parte del tiempo ¡¡está lloviendo!! (de hecho, esta ciudad es mejor conocida como ‘Raincouver’)

Es decir, si realmente has decidido que emigrar a Canadá es una opción para ti, es recomendable que busques y te informes acerca de los pros pero también de LOS CONTRAS que esta decisión implica, porque el proceso de adaptación, sobre todo al clima, suele ser duro.

Otro consejo práctico es que leas blogs de personas que han emigrado para saber la experiencia real de lo que es vivir en el día a día en Canadá; busca grupos en Facebook de ‘Latinos en Canadá’, ‘Mamás Latinas en Canadá’, ‘Migrantes Latinos en Canadá’, etc. en donde puedas preguntar, compartir experiencias y consejos con otras personas que hayan pasado por este proceso antes que tú.

Si has decidido que la Columbia Británica es la provincia en la que te gustaría vivir, agrégate a nuestro grupo de apoyo en Facebook, para familias latinas llamado ‘Circulo de Mamás Latinas en BC’. Infórmate antes de tomar una decisión de vida tan grande, porque como todo, ¡hay cosas buenas y malas en cada circunstancia!

4. Revisa la lista de profesiones que son requeridas o solicitadas en Canadá

También es verdad que el acuerdo firmado por los 3 países (México, Estados Unidos y Canadá) llamado TLCAN o en inglés, NAFTA hace que algunas personas con ciertas profesiones tengan más ‘chance’ de emigrar porque son profesiones que escasean en este país. Tengo entendido que el área de salud (como médicos, enfermeras, etc.) son una de las profesiones que más requiere este país y son bien remuneradas por lo mismo. Investiga si tu profesión está dentro de esta lista, podría ser entres dentro de este acuerdo y tengas más posibilidades.

OJO, si bien es cierto que estas carreras tienen ‘más posibilidades’ también es importante considerar que hay una serie de requisitos para que esto funcione (ej. que tengas una oferta laboral de alguna empresa canadiense, que seas residente Mexicano o Estadounidense, etc.). En este sentido, puedes investigar todo lo relacionado acerca de qué profesiones y cómo aplicar, en este link: 7 claves para conseguir un permiso de trabajo bajo el TLCAN

5. Elige una provincia Canadiense en donde te gustaría residir… y de nuevo, pregunta, pregunta, pregunta!

Varias amigas latinas me han comentado que la provincia de Quebec, es más difícil de entrar porque específicamente tiene procesos y requerimientos más ‘estrictos’ que las otras; eso sí, he oído comentarios de amigos latinos que llevan años viviendo en Montreal, que la calidad de vida es excepcional, inclusive al grado que el Gobierno te pasa una beca para que estudies la Universidad (WOW, aplausos). Sin embargo, el clima –de nuevo- es uno de los más extremosos del país, con temperaturas debajo de los 40º.

Además, es importante tener en cuenta que en la provincia de Quebec, el idioma oficial es el francés, a diferencia de las demás en donde predomina el inglés.

Una vez que elijas las provincia, ciudad o inclusive el idioma que te parezca más sencillo de hablar (inglés o francés), te recomiendo que busques las bolsas de trabajo y compares los tipos de trabajo y salarios.

 

Para finalizar, reitero que es importante que investigues TOOOODOOO lo que puedas acerca de las diferentes ciudades y provincias de Canadá. Desde mi punto de vista, el emigrar no es para todo el mundo y no lo digo en un mal sentido, sino porque realmente implica mucha fortaleza dejar todo lo que conoces (sobre todo la comida!, jaja), acostumbrarte a otro clima,  dejar de ver por temporadas largas a familiares y amigos para reinventarse en un país extraño, y aunque no es imposible, la mejor recomendación es INVESTIGAR lo más posible, para saber si estás tomando la decisión correcta.

Dicho esto, espero que estos consejos te ayuden en tu proceso para emigrar a este hermoso país y no olvides compartir la información si conoces a alguien que le pueda servir.

Xan,

IMG_5090

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *