La salud digestiva es la base de la salud del ser humano

Colaboración Editoral Fernanda Rabago

drrochlin

Imagen drrochlin.com

Como dice el principio de la ayurveda, si no podemos digerir y absorber, no podemos tener salud. Ahora, miles de años después estamos dándonos cuenta de lo cierto de esta ciencia y las tremendas repercusiones que esta  teniendo la falta de salud intestinal en nuestros días.

Como mamá me impacta ver la cantidad de alergias, autismo, adhd y trastornos que hay en nuestros pequeños. Yo no recuerdo en la infancia tener ninguna compañero del colegio que fuera alérgico a algo. Sin embargo ahora veo que en cada salón de 16-18 niños, hay 2 o 3 con alguna tipo de alergia.

Digo ‘algún tipo’ porque sabemos que hay alergias instantáneas donde se activa la inmonoglobulina A (IgA) o intolerancias alimenticias que son de reacción mas lenta y no tan agresivas (aunque hasta mas dañinas a largo plazo) donde se activa la inmunoglobulina G (IgG). Veo niños cargando con su epinefrina en la mochila, así como listas en la puerta del salón con la comida que no debe traerse a esa clase por las alergias.

De igual manera veo muchos trastornos digestivos, infecciones de oído, flema,  sarpullidos en piel (eczema, psriasis, etc) trastornos de aprendizaje (dislexia, dispraxia, add, adhd) hasta  depresión ( ¡¿como?! ¿por qué en un niño?- me preguntaba) enfermedades autoinmunes, epilepsia y autismo .

Nuestros hijos tienen una flora intestinal deficiente, eso es un hecho. Como mamás estamos deficientes de flora intestinal, es un hecho. Y eso lo pasamos de mamá a hijo y se va haciendo menor en cada generación dado que nuestro estilo de vida esta acabándola y no estamos haciendo nada para repoblarla.

En la epoca de los 40’s que llego la etapa de la conveniencia y comienzo del feminismo (hurray por eso!) empezó la producción de comida procesada, dulces, refrescos, congelados y empezó a bajar la cocina en casa. Las costumbres de fermentar granos para hacer pan y leche bronca para kefir se fueron perdiendo. Los medicamentos gracias a la penicilina y antibióticos que nos ayudan a sobrevivir infecciones que en otro tiempo serian mortales, se empiezan a usar con libertad total.  Aumento la conveniencia, las cesareas y bajo la lactancia. Nunca dándonos cuenta de lo que podría pasar con nuestra flora y nuestro contacto con la tierra y la vida.

Nuestro intestino guarda millones de organismos , mas que las células del cuerpo, y un estimado de 5 kgs de bacterias benéficas que nos ayudan a crear encimas, vitaminas, hormonas, erradicar virus y bacterias malas/toxinas , formando el sistema inmunologico y constituyendo el 80% de serotonina, la hormona que nos hace sentir felices, pero ¿qué pasa cuando estas bacterias no están ahi?

Hay una directa relación entre lo que sucede en el intestino y como funciona nuestro cerebro (a consecuencia de como nos nutrimos o de que toxinas entran a él).

Flora-Intestinal-500x350

Imagen steptohealth.com

Si nuestro intestino no tiene estas bacterias que forman una mucosa protectora, no podemos digerir bien los alimentos, las proteínas y carbohidratos no se rompen como deberían, entrando al intestino delgado donde idealmente se aborden fácilmente, aun en pequeñas cadenas o moléculas causando inflamación y  los villi y tejido intestinal  con el tiempo se dañan.  Hay personas donde esto sucede a temprana edad, hay otras donde sucede después de un shock muy fuerte, stress continuo o largo uso  (o varias rondas) de antibióticos.  Aquí se desarrolla lo que llamamos intestino permeable (o leaky gut en inglés) y es la base para tantos padecimientos de nuestros niños.

“Tener Salud intestinal, es salud”

Gracias a la Dra. Natasha Campbell Mcbride, quien basó su investigacion en la dieta de carbohidratos para tratar esquizofrenia y autismo, desarrollo GAPS (gut and psychology syndrome) se ha desarrollado un protocolo y plan de vida que da las herramientas para sanar el tejido intestinal y nutrir a los niños al mismo tiempo que se controlan sus padecimientos a base de alimentos densos en nutrición, como los caldos de huesos, que al mismo tiempo ayudan a reparar los tejidos intestinales, colageno y grasas benéficas, los niños van sanando y sus sintomas bajando de manera dificil de creer.

Siento necesidad de compartir esto por ver resultados, tantas familias que pueden tener la salud de sus hijos y su paz de regreso. Yo misma lo he experimentado con mis hijas, sanando una alergia y ahi vamos!! Después de una semana se sienten más tranquilas, hay menos pleitos, menos resistencia, dificil de explicar, pero lo notamos como papás. Debo hacer notar que no comemos azúcar, dulces, ni nada por el estilo en casa por lo que no esperabamos ver una reaccion tan evidente, y ha sido sorprendente y tenemos fe de ver resultados a largo plazo.

Para mi personalmente el proceso GAPS ha sido regenerador, regresó mi salud! mi energia, concentracion, tranquilidad. ¡Increíble! pero sabemos que todo esta en la comida y que somos lo que comemos.

Este exceso de azucar, comida procesada, quimicos, exceso de limpieza y medicamentos nos esta acabando y debemos buscar una manera de regresar a lo natural!! A vivir como lo hacían nuestros bisabuelos aunque implique mas tiempo, ¿qué es la vida sin salud?

¿Qué más gratificación que ver a tus hijos crecer sanamente? ésta es la magia no solo de GAPS, si no del empoderamiento de las mamas hacia la salud de sus hijos!

GAPS consta de 6 etapas, un regimen de eliminación para darle descanso al sistema digestivo, quitar inflamación y restaurarlo. Se va incorporando mas alimentos según vaya habiendo mejoría. Al final de la 6a etapa se le llama GAPS completo y se convierte en un estilo de vida con el que muchas personas viven en buena salud y donde muchos niños logran balancearse y estar controlados y muchas veces llevar una vida independiente en casos de autismo o epilepsia.  Los síntomas mas leves como digestivos o nerviosos (eczema, hiperactividad, ansiedad etc. desaparecen)  Es un protocolo algo rígido y yo acepto que no es fácil de hacer, hay que dedicarse a el, pero como todo lo demás en la vida, cuando ya es necesidad debemos tomar acción y dedicarnos a lo que tengamos que hacer en ese momento y entonces, las cosas funcionan!!  Nada es fácil en la vida y al mismo tiempo, nada es difícil cuando las hacemos con todo nuestro esfuerzo y nuestro amor. ¡¡Ánimo mamás!! sí se puede.

Por mucha salud, siempre

Ferna

Ferna
Fernanda es nutriologa, chef y consultora en ayurveda apasionada con la salud y con ayudar a gente a sentirse bien!  Como maestra de yoga ha tenido la oportunidad de experimentar diferentes estilos de detox y limpias de sanación, asi como su trayecto de salud personal que le ha brindado diferentes perspectivas y tendencias de alimentacion.  Tiene su negocio propio de salud y consultoria de nutricion holistica, ayurveda y nutricion niños. Para mas info www.mangala.ca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *