Yo también vivi el sismo de México, pero a 5 mil km de distancia

Carta abierta de una mexicana expatriada

mexico

Imagen: Desconocida

Aunque ya tiene algunos años que me mude de la Ciudad de México a Canadá (y hasta eso que no muchos), aún siento que tengo una pata allá y otra acá, y es así que me quede perpleja a ver los videos y las más de cientos de imágenes que inundaron las redes sociales desde el pasado martes 19 de septiembre.

El caos y la locura, zonas que parecen de guerra, edificios derrumbados por doquier en la que fuera mi Ciudad por más de 6 años, la que me adoptara y me diera tanto.

No pude evitar llorar como loquita desesperada al ver el rescate de Paulina (la muchacha volvió a nacer, se los juro), o cuando cientos de mexicanos formados se pasaban las pinches piedras y escombros no importando si son güeros, morenos, chaparros, flacos, gorditos o si le van al Cruz Azul o al America; peor aun cuando vi a esos perritos con sus googles y botitas, y ya ni se diga de cuando aparecieron los videos de los rescates a los niños que perecieron en el Colegio Rebsamen.

1

Rebecca Blackwell / AP

Sí, me duele mucho ver todo esto. Me duele haber tenido que dejar mi país y no poder estar ahí ahorita, me duele ver que hay bastante por hacer y yo siento que no puedo hacer mucho por acá. Me duele no poder compartir con mi familia y amigos en estos momentos de mucha solidaridad y hermandad, estoy segura de que es un sentimiento compartido con varios expatriados como yo.

perro1

Fuente: Desconocida

Es muy bonito ver como el pueblo mexicano se une, como demuestran de lo que de verdad están hechos y que inclusive la ciudad del caos, ha encontrado un cierto balance y organización civil dentro de todo esto. Vaya, yo creo que hasta los señores asaltantes se han de haber tomado un break de sus jornadas laborales, para ir a rescatar gente.

2

Fuente: Desconocida

Importante decirlo, todo esto es digno de admirarse, me conmueve y me llena el corazón de esperanza. Pero, por otro lado, empiezan a salir a la luz, historias de corrupción y negligencia después de la tragedia.  Recientemente veía un video, de esos que son más caseros que los armados por Televisa, compartido por el amigo, del amigo, del amigo en Facebook, grabado a un Ingeniero que relataba en una llamada telefónica con un familiar, lo que había visto, escuchado y sufrido durante todo un día rescatando cuerpos en el Colegio Rebsamen.

Resulta ser que la dueña del Colegio tenía nada más y nada menos que su hogar (sí sí, leíste bien, su casa personal, ¡vaya!) ARRIBA del Colegio. Al parecer su hermano también. Y no solo eso, las columnas que debían de sostener unas partes de colegio, ¡estaban huecas!. Al momento del sismo, los rescatistas intentaron encontrar los planos del lugar, cuando por ley debía de haber uno en cada parte del Colegio (en el Kinder, Primaria y Secundaria) pero solo había una copia y quien sabe donde chingaos estaba. Incumpliendo 100% con la ley y con los lineamientos de protección civil.

Además, un tanque de gas enorme para abastecer este consumo personal, arriba de la escuela ¿por qué no, verdad? importándoles un carajo si había niños que asistían diariamente y que podría ser catastrófico en el caso de una emergencia.

¿En qué cabeza cabe eso? ¿Díganme, en donde se ha visto algo así? Quedaba claro para el Ingeniero que tuvo que haber una mordida para protección civil o para la delegación, para que los dejaron operar así. Si no han visto el video, aquí el link.

Como mamá y como mexicana, son justo ese tipo de cosas que me indignan. Aunque me duele el haber dejado mi país, pienso ¿por qué somos así? ¿por qué, como mexicanos, no exigimos a nuestro Gobierno que cumpla y respete las leyes? ¿quién va a pagar ahora por la muerte de esos niños, maestros y personal del Colegio que fallecieron por una mega negligencia que involucra a varios actores?. Como decía el ingeniero este, una cosa es que te mueras porque de plano el edificio no aguanto y ya era tu suerte, a otra muy distinta porque nadie respetó la ley.

¿Por qué, por qué, por qué? De verdad me da mucha rabia y coraje pensar en eso. Y luego me pregunto ¿Qué haría yo si me hubiera pasado eso? ¿Si siguiera viviendo en México y tuviera que enfrentarme de nuevo al ‘uy, orita nooooo señoritaaaa, no se va a poder’?

Es como ver un meme de esos de la Rana Rene, que dijera ‘A veces me dan ganas de regresarme a Mexico… pero luego me acuerdo de que hay harta corrupción y se me pasa’

 

Tu_-1UlR_400x400

 

Qué triste todo esto, de verdad, pero ojalá que la sociedad se organice y se pongan las pilas para exigir cuentas, que lleguen hasta las últimas consecuencias y que poco a poco se logre un cambio. Que los responsables le den la cara al pueblo mexicano y que se tomen las medidas necesarias. Así como nos unimos y organizamos como pueblo en la desgracia, as’i también deberíamos de unirnos para exigirle cuentas al Gobierno. Ufff… ¿será que estoy pidiendo mucho? No sé, es solo una reflexión de una mexicana expatriada.

Y a ti, ¿a dónde te agarro el temblor? A mí, a mas de 5 mil kilómetros de distancia, pero créeme que lo sentí en mi corazón.

#FuerzaMexico #TeAmoMexico #Sismo2017CDMX #CDMX

 

Nota: Este breve post expresa mi humilde opinión y fue escrito en honor a las múltiples víctimas de el sismo, no es mi intención causar controversia u ofender a nadie.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *